18 mar. 2014

Bismarck 1/700

Bismarck 1/700
Kit: Trumpeter

Modelista: Walter Pecout



La maqueta realmente muy detallada, muchas piezas,  pero con muchos defectos de matricería, por lo que fue necesaria mucha lija en piezas muy pequeñas. El trabajo resultante resultó muy agotador. Pero, bueno ya fue terminado. Traté de dar mayor realismo, incorporando el efecto del disparo de las dos torretas de popa, es decir, cesar y dora, las cuales fueron las causantes del impacto mortal al Hms Hood.

Pintura: Tamiya acrílicos.
Fotograbados: solo barandas
Técnica desgaste: Filtros con acrílicos
Envejecimientos: Oleos y pasteles






El relato de la batalla:
Son las 6:00 de la mañana del 24 de Mayo de 1941. A esa hora el Bismarck dispara su quinta salva desde una distancia de 15.700 metros en secuencia: primero las torretas de proa y luego las de popa.
Al capitán del Prince of Wales , John Leach, quien en ese momento observa la acción desde su puente de mando, le parece ver cómo dos proyectiles del Bismarck caen un poco cortos, otro larga y, la última… mejor prestemos atención a su propio testimonio: “… se me formó la impresión de que en ese momento algo arribó a bordo del Hood en una posición justo adelante del mástil principal y ligeramente a estribor… de hecho me preguntaba cuál iba a ser el resultado [del impacto], y habían pasado uno o dos segundos después de que me formé esa impresión cuando una explosión tuvo lugar en el Hood, en esa misma posición del buque…”
Una columna de fuego se levanta en la zona del impacto envolviendo al Hood en lo que muchos califican como una explosión sin estruendo, algo más bien parecido a un pulso grave. Un proyectil de 15 pulgadas del Bismarck ha penetrado la peligrosamente delgada armadura de la cubierta del Hood en la zona adyacente al mástil principal. El proyectil ha detonado en la santabárbara donde se encuentran almacenadas ciento doce toneladas de cordita que, al explotar, han lanzado al aire un surtidor de fuego anaranjado de casi doscientos metros de altura. Cuando el humo resultante de la explosión ha comenzado a disiparse los tripulantes del PoW observan, desolados, cómo unos cien metros de la popa del Hood simplemente se han esfumado, en tanto un infierno de salvajes llamas blancas devoran la estructura restante del crucero de batalla, el orgullo de la Marina Real y el barco de guerra más grande del mundo hasta ese letal momento…




No hay comentarios:

Publicar un comentario